Aprende a leer las señales de su cuerpo


Aprende a leer las señales que te envía para que sepas de una buena vez si le gustas o no.

Lee su mirada.

Aprende a leer sus ojos para poder conocer sus intenciones. Si ella mira a los tuyos o tus labios es sin duda una buena señal, si te mira rápidamente y aparta la mirada cuando hace contacto contigo tienes muchos más puntos a tu favor, este tipo de detalles son muy sutiles por lo que deberás ser muy observador para detectar todos estos gestos, nota el brillo de sus ojos o la dilatación de sus pupilas. Si se sonroja o inquieta cuando le hablas, estarás es su mente.

Aproximación

Cuanto más cerca se encuentra ella de tu cuerpo, mucho mejor, en especial si estamos hablando de los labios.

Debes tener en cuenta que hay personas a las que les encanta el contacto físico, por lo tanto debes evitar conclusiones anticipadas.

Si te muestra su figura de costado es probable que no le gustes, en cambio sí está frente a ti es muy distinto, sobre todo si cuando tu cambias de postura ella lo hace también

Sus amigas son tus aliadas

La actitud de sus amigas también te puede resultar favorable, fíjate si cuchichean sobre ti y sonríen juguetonamente mientras te miran, si todo va bien ella te venderán y destacarán tus cualidades, y claro, te dejarán a solas con ella

Caricias que hablan

Si te acaricia de cualquier modo es buen indicio, o bien acaríciala discretamente en un brazo y nota, si ella te regala una caricia similar tendrás muchas posibilidades. Estudia si se acaricia el cabello, los brazos o las manos cuando habla contigo

Señales de Humo

Si fuma observa hacia donde tira el humo si exhala hacia arriba mientras te mira en zonas no neutrales, como la boca, pelo, y pecho, a la vez que muestra la cara interior de la muñeca mientras sostiene el cigarrillo

Fíjate como habla

Fíjate en las preguntas que hace y nota su interés si te pregunta sobre tu vida, trabajo, hermanos, novias anteriores, etc.

También fíjate si usa adjetivos como “tontito”, “peque”, “malo”, “chiqui” para referirse a ti. Así como otras frases comunes “Voy al baño y regreso. Pero no te vayas” estas son señas inequívocas de que hay algo más que una amistad y si piensa salir con un amigo, y es muy firme al decir que “es un amigo”, es seguro que le interesas.